Voleibol Sentado: Disfrutando del Deporte Adaptado

Table of Contents

El voleibol sentado es una variante del voleibol que se ha adaptado para permitir a personas con discapacidad física disfrutar de este increíble deporte. Esta modalidad, también conocida como sitting volleyball en inglés, ha ganado popularidad en los últimos años debido a su accesibilidad y la emoción que genera. En este artículo, exploraremos en detalle qué es el voleibol sentado, cómo se juega, cuáles son las reglas básicas y qué beneficios puede aportar a quienes lo practican. ¡Acompáñanos en esta aventura y descubre todo sobre este emocionante deporte adaptado!

 

Qué es el voleibol sentado?

El voleibol sentado es una modalidad del voleibol que se juega con las mismas reglas y objetivos que su versión convencional, pero con una diferencia fundamental: los jugadores deben permanecer sentados en todo momento. Esta adaptación se realiza para permitir la participación de personas con discapacidad física, que no pueden desplazarse o saltar como en el voleibol tradicional. El voleibol sentado se juega en una cancha más pequeña y cuenta con algunas reglas específicas para adaptarse a las necesidades de los jugadores.

 

Cómo se juega al voleibol sentado?

El voleibol sentado se juega en una cancha de 10 metros de largo por 6 metros de ancho, dividida en dos mitades por una red a una altura de 1.15 metros para hombres y 1.05 metros para mujeres. Los equipos están compuestos por seis jugadores en la cancha, pudiendo contar con hasta seis jugadores adicionales como suplentes. Los jugadores deben permanecer sentados en todo momento, con el trasero en contacto con el suelo y sin levantarse. Además, los desplazamientos necesarios para ejecutar una jugada deben realizarse deslizándose o moviéndose con las manos.

 

Cuáles son las reglas básicas del voleibol sentado?

Al igual que en el voleibol convencional, el voleibol sentado tiene ciertas reglas básicas que deben respetarse durante el juego. Algunas de ellas son:

  • Cada equipo tiene derecho a realizar hasta tres toques para devolver el balón al campo contrario.
  • El saque se realiza desde la zona trasera y debe pasar por encima de la red.
  • No está permitido bloquear o atacar por encima de la red.
  • Los jugadores tienen derecho a bloquear un saque, siempre y cuando permanezcan sentados.
  • El balón puede tocar cualquier parte del cuerpo, siempre y cuando sea en la zona válida de juego.
  • El equipo que logre que el balón toque el suelo del campo contrario suma un punto.

 

Cuáles son los beneficios del voleibol sentado?

El voleibol sentado no solo es una forma de inclusión deportiva para personas con discapacidad física, sino que también ofrece una serie de beneficios tanto físicos como psicológicos. Algunos de ellos son:

  • Mejora la resistencia cardiovascular: el juego activo y continuo ayuda a fortalecer el sistema cardiovascular.
  • Desarrolla la fuerza y la resistencia muscular: el desplazamiento y los movimientos con las manos contribuyen al fortalecimiento muscular de los brazos y las piernas.
  • Fomenta la coordinación y el equilibrio: la acción de deslizarse o moverse con las manos requiere un control preciso del equilibrio.
  • Proporciona una sensación de camaradería: el voleibol sentado se juega en equipo, lo que fomenta el espíritu de grupo y la solidaridad.
  • Mejora la autoconfianza: superar los desafíos propios del juego crea una sensación de logro y mejora la autoestima.

 

Quién puede practicar voleibol sentado?

El voleibol sentado está destinado a personas con discapacidad física que no pueden participar en el voleibol tradicional. Sin embargo, no hay limitaciones de edad para disfrutar de este deporte adaptado. Desde niños hasta adultos mayores, cualquier persona con una discapacidad física que le impida jugar voleibol de pie puede unirse a un equipo de voleibol sentado y disfrutar de todas las emociones de este deporte.

 

Cuáles son los aspectos clave para unirse a un equipo de voleibol sentado?

Para unirse a un equipo de voleibol sentado, es importante tener en cuenta algunos aspectos clave. En primer lugar, es necesario contar con una discapacidad física que impida jugar voleibol de pie. Además, se requiere una evaluación médica inicial para determinar las capacidades y necesidades individuales de cada jugador. También es fundamental encontrar un equipo o club que practique voleibol sentado en la zona de residencia, y contar con el apoyo y la motivación necesarios para superar los desafíos propios de este deporte adaptado.

 

En conclusión

El voleibol sentado es una adaptación del voleibol tradicional que permite a personas con discapacidad física disfrutar de este emocionante deporte. Con reglas específicas y jugando sentados en todo momento, el voleibol sentado ofrece una oportunidad única de inclusión y superación personal. Además, los beneficios físicos y psicológicos que brinda esta disciplina son numerosos. Si tienes una discapacidad física y te gustaría unirte a un equipo de voleibol sentado, te animamos a explorar las opciones disponibles en tu área. ¡Descubre el poder de este deporte adaptado y forma parte de la comunidad del voleibol sentado!

David Campbell

David Campbell

"I live and breath volleyball"

Recent Posts